Más de Mural
Evita Cruces Mada arresto
Opaca vidrio roto lanzamiento de Tesla
Golpean vecinos a dos por robar
Julio Preciado se someterá a trasplante en Guadalajara
Van maestros de Jalisco a paro
Van diputados contra sacrificio de perros
Destinan 9 mil 72 mdp para APPs en 2020
Vecinos de San Andrés detienen a ladrón
Cancelan desfile de Victoria's Secret
Como de Mad Max: así es la Tesla pickup
Afecta neblina a 84 vuelos
La neblina que se presentó hoy por la mañana en la ZMG dejó un saldo de 84 vuelos afectados.
Pide Congreso combatir obesidad con yoga
¿Quieres recibir en tu correo electrónico un resumen noticioso de la sección Cultura?
Solo por hoy
Por los siguientes 3 días
Durante una semana

Jorge Fábregas: goles literarios

  • Fábregas es Egresado de la carrera de Ciencias y Técnicas de la Comunicación, de la Univa. Foto: Ángel Llamas


José Armando García
"Tlalpeño" de nacimiento, y zapopano por adopción y de corazón, Jorge Fábregas (Ciudad de México, 1968), dejó el sueño de ser futbolista, emulando a Carlos Reinoso, de su adorado América, pero su facilidad para escribir lo ha llevado a otras cotas que lo han llenado de satisfacción.

"A mí me encantaba el futbol, yo tenía pelotas por todos lados y lo que quería era jugar futbol, mi idea era esa, pero también conforme pasa el tiempo y desde muy joven me di cuenta que podía contar muy bien historias o mentiras, de pronto se nos volaba la pelota, (porque vivíamos en una fábrica) (...) me di cuenta que yo era el que mejor contaba, o más convincente, contaba las historias o las mentiras de porqué nos habíamos saltado al otro lado", recuerda Fábregas.

"Dejo de jugar futbol, se acaba mi sueño, pero me doy cuenta, que además de que me gustaba la lectura, siempre me gustó la lectura, salté del comic a libros de Sandokan, de Julio Verne y demás, que podía expresarme escribiendo, hacía pequeños cuentos, poemas, en su momento".

Hijo y nieto de migrantes (asturianos por parte de madre y catalanes por parte de padre, quien nació en Cuba), la infancia de Fábregas, quien es escritor y dramaturgo, transcurrió en diferentes lugares, como México, Colombia, Veracruz, hasta que llegó a Zapopan, ciudad que ama y en la que está a punto de cumplir 30 años.

"A mí me encanta Guadalajara, me encanta Zapopan, ahora te puedo decir que sigue siendo mi ciudad favorita, me gusta mucho el clima no entiendo a muchos tapatíos o zapopanos que reniegan mucho de su propia Ciudad, yo sé que hay muchos problemas, muchos asuntos terribles, pero de cualquier forma, comparándola con los muchos otros lugares donde viví me sigue pareciendo ideal", explica.

Casado con Claudia Tello, y padre de un niño, Fábregas ha encontrado en la literatura un escaparate ideal para plasmar aquello que se le ocurre y tiene a bien ser "grabado" en el primer papel que aparezca cerca de él.

"Notas así, que de pronto me inspiran, como sea, papelitos, pueden ser servilletas, entonces me va sirviendo, después los paso a la computadora y voy viendo qué onda", dice Fábregas.

Egresado de la carrera de Ciencias y Técnicas de la Comunicación, de la Univa, Fábregas se dedicó al periodismo teatral, actividad que con el tiempo lo llevó a realizar un estudio cronológico completo de la Muestra Estatal de Teatro, publicación que en 2016 recordó las primeras 20 ediciones de ella.

"Curiosamente me toca ver el nacimiento de la Muestra Estatal de Teatro, tal cual, yo pensé de entrada que ya existía desde hace mucho como Muestra Estatal, lo que había eran festivales nacionales, a mí me tocó como uno o dos", recuerda Fábregas.

"La primera fue en 94, ojalá que no me falle la memoria, y me toca verlo, digamos que fue algo natural que me tocara a mí hacer esa recopilación, recurre a mí Gabriela Escatel (Coordinadora de Teatro de la Secretaría de Cultura) y con mucho gusto, tengo los archivos y demás (...) además me parece importante e interesante porque curiosamente no tenían número".

Premiado
En su faceta como escritor, Fábregas ha obtenido importantes reconocimientos, destacando, por un lado "Viaje de Tres", obra de teatro que en 2008 recibió el premio nacional de dramaturgia, y en 2017 la Diosa de la Victoria gracias al montaje dirigido por Luis Manuel Aguilar "Mosco".

"No soy yo, es el director, Luis Manuel Aguilar 'Mosco', que hace una maravillosa dirección, las actuaciones de Mauricio Cedeño, de Jesús Hernández, de Lucía Ferrer, todo lo que representa un montaje de teatro, que ya es una suma dé y por supuesto, yo, entonces es 'Viaje de Tres', pero todos ellos más la obra", explica.

También, como novelista, Fábregas recibió el premio "Invenciones" por La Grieta, una novela de corte juvenil que tuvo un destino azaroso hasta que fue publicada y reconocida por la crítica.

Influencias
El ansia por escribir y ser como el mediocentro que quería ser, llevaron a Fábregas a perfeccionarse, por lo que ingresó a la mayoría de talleres literarios y escuelas existentes en la Ciudad, en la que tuvo oportunidad de convivir con escritores como Juan José Arreola o Edmundo Valadez.

"Venían algunos maestros aquí a la Sojem, al Ex Convento del Carmen, daba muchos talleres Arreola, cuando vivía por aquí, y entonces iba y dizque taller, pero realmente era plática y plática, entonces era maravilloso y eran talleres entre comillas cada semana, uno o dos, porque también había presentación de libro y como lo daba Arreola, también venían muy seguido Garibay, Edmundo Valadez, había un buen movimiento", explica.

Tras esas enseñanzas, vinieron sus primeras obras. En teatro fue "Cacería", en 1999, la que significó su primer montaje, aunque no fue lo que esperaba.

"No quiero hablar mucho para que no se sientan mal las personas que participaron en la obra, pero fue terrible, porque era el primer montaje después de un taller con Vicente Leñero había recomendado mucho la obra, lo que veo en escena es que no se sabían la obra, entonces la primera experiencia fue traumática", confiesa.

Antes de eso, y en un proyecto en conjunto con quien era en esa época su novia, hoy su esposa, desarrollaron a la par Por Favor Sé Feliz en tu Juventud, el cual, siempre aclara, no es literatura, pero que tiene ventas cada año.

"También doy capacitaciones a empresas, en aquel entonces Claudia (Tello) era mi novia y yo lo escribí más o menos como a los 24 años, entonces era mi proyecto, un libro para jóvenes, que no es literatura, es el que más se ha vendido, es Selector, va como en la reimpresión 30 y tantas", dice.

Tal vez Fábregas no fue el mediocentro enganche que alguna vez quiso ser, pero aunque las canchas perdieron su aporte futbolístico, las tablas y las bibliotecas encontraron a un escritor que hace gozar al espectador y al lector, con obras que pueden ser como un gol de chilena.
Hora de publicación: 00:00 hrs.

FOTOGALERIAS RELACIONADAS

GALERIA MULTIMEDIA RELACIONADAS

NOTAS RELACIONADAS

UN VISTAZO A LOS COMENTARIOS




En Portada
Evita Cruces Mada arresto
Opaca vidrio roto lanzamiento de Tesla
Golpean vecinos a dos por robar
Julio Preciado se someterá a trasplante en Guadalajara
Van maestros de Jalisco a paro
Van diputados contra sacrificio de perros
Destinan 9 mil 72 mdp para APPs en 2020
Vecinos de San Andrés detienen a ladrón

Jorge Fábregas: goles literarios

José Armando García
(09 abril 2017).-
  • Fábregas es Egresado de la carrera de Ciencias y Técnicas de la Comunicación, de la Univa. Foto: Ángel Llamas

"Tlalpeño" de nacimiento, y zapopano por adopción y de corazón, Jorge Fábregas (Ciudad de México, 1968), dejó el sueño de ser futbolista, emulando a Carlos Reinoso, de su adorado América, pero su facilidad para escribir lo ha llevado a otras cotas que lo han llenado de satisfacción.


"A mí me encantaba el futbol, yo tenía pelotas por todos lados y lo que quería era jugar futbol, mi idea era esa, pero también conforme pasa el tiempo y desde muy joven me di cuenta que podía contar muy bien historias o mentiras, de pronto se nos volaba la pelota, (porque vivíamos en una fábrica) (...) me di cuenta que yo era el que mejor contaba, o más convincente, contaba las historias o las mentiras de porqué nos habíamos saltado al otro lado", recuerda Fábregas.

"Dejo de jugar futbol, se acaba mi sueño, pero me doy cuenta, que además de que me gustaba la lectura, siempre me gustó la lectura, salté del comic a libros de Sandokan, de Julio Verne y demás, que podía expresarme escribiendo, hacía pequeños cuentos, poemas, en su momento".

Hijo y nieto de migrantes (asturianos por parte de madre y catalanes por parte de padre, quien nació en Cuba), la infancia de Fábregas, quien es escritor y dramaturgo, transcurrió en diferentes lugares, como México, Colombia, Veracruz, hasta que llegó a Zapopan, ciudad que ama y en la que está a punto de cumplir 30 años.

"A mí me encanta Guadalajara, me encanta Zapopan, ahora te puedo decir que sigue siendo mi ciudad favorita, me gusta mucho el clima no entiendo a muchos tapatíos o zapopanos que reniegan mucho de su propia Ciudad, yo sé que hay muchos problemas, muchos asuntos terribles, pero de cualquier forma, comparándola con los muchos otros lugares donde viví me sigue pareciendo ideal", explica.

Casado con Claudia Tello, y padre de un niño, Fábregas ha encontrado en la literatura un escaparate ideal para plasmar aquello que se le ocurre y tiene a bien ser "grabado" en el primer papel que aparezca cerca de él.

"Notas así, que de pronto me inspiran, como sea, papelitos, pueden ser servilletas, entonces me va sirviendo, después los paso a la computadora y voy viendo qué onda", dice Fábregas.

Egresado de la carrera de Ciencias y Técnicas de la Comunicación, de la Univa, Fábregas se dedicó al periodismo teatral, actividad que con el tiempo lo llevó a realizar un estudio cronológico completo de la Muestra Estatal de Teatro, publicación que en 2016 recordó las primeras 20 ediciones de ella.

"Curiosamente me toca ver el nacimiento de la Muestra Estatal de Teatro, tal cual, yo pensé de entrada que ya existía desde hace mucho como Muestra Estatal, lo que había eran festivales nacionales, a mí me tocó como uno o dos", recuerda Fábregas.

"La primera fue en 94, ojalá que no me falle la memoria, y me toca verlo, digamos que fue algo natural que me tocara a mí hacer esa recopilación, recurre a mí Gabriela Escatel (Coordinadora de Teatro de la Secretaría de Cultura) y con mucho gusto, tengo los archivos y demás (...) además me parece importante e interesante porque curiosamente no tenían número".

Premiado
En su faceta como escritor, Fábregas ha obtenido importantes reconocimientos, destacando, por un lado "Viaje de Tres", obra de teatro que en 2008 recibió el premio nacional de dramaturgia, y en 2017 la Diosa de la Victoria gracias al montaje dirigido por Luis Manuel Aguilar "Mosco".

"No soy yo, es el director, Luis Manuel Aguilar 'Mosco', que hace una maravillosa dirección, las actuaciones de Mauricio Cedeño, de Jesús Hernández, de Lucía Ferrer, todo lo que representa un montaje de teatro, que ya es una suma dé y por supuesto, yo, entonces es 'Viaje de Tres', pero todos ellos más la obra", explica.

También, como novelista, Fábregas recibió el premio "Invenciones" por La Grieta, una novela de corte juvenil que tuvo un destino azaroso hasta que fue publicada y reconocida por la crítica.

Influencias
El ansia por escribir y ser como el mediocentro que quería ser, llevaron a Fábregas a perfeccionarse, por lo que ingresó a la mayoría de talleres literarios y escuelas existentes en la Ciudad, en la que tuvo oportunidad de convivir con escritores como Juan José Arreola o Edmundo Valadez.

"Venían algunos maestros aquí a la Sojem, al Ex Convento del Carmen, daba muchos talleres Arreola, cuando vivía por aquí, y entonces iba y dizque taller, pero realmente era plática y plática, entonces era maravilloso y eran talleres entre comillas cada semana, uno o dos, porque también había presentación de libro y como lo daba Arreola, también venían muy seguido Garibay, Edmundo Valadez, había un buen movimiento", explica.

Tras esas enseñanzas, vinieron sus primeras obras. En teatro fue "Cacería", en 1999, la que significó su primer montaje, aunque no fue lo que esperaba.

"No quiero hablar mucho para que no se sientan mal las personas que participaron en la obra, pero fue terrible, porque era el primer montaje después de un taller con Vicente Leñero había recomendado mucho la obra, lo que veo en escena es que no se sabían la obra, entonces la primera experiencia fue traumática", confiesa.

Antes de eso, y en un proyecto en conjunto con quien era en esa época su novia, hoy su esposa, desarrollaron a la par Por Favor Sé Feliz en tu Juventud, el cual, siempre aclara, no es literatura, pero que tiene ventas cada año.

"También doy capacitaciones a empresas, en aquel entonces Claudia (Tello) era mi novia y yo lo escribí más o menos como a los 24 años, entonces era mi proyecto, un libro para jóvenes, que no es literatura, es el que más se ha vendido, es Selector, va como en la reimpresión 30 y tantas", dice.

Tal vez Fábregas no fue el mediocentro enganche que alguna vez quiso ser, pero aunque las canchas perdieron su aporte futbolístico, las tablas y las bibliotecas encontraron a un escritor que hace gozar al espectador y al lector, con obras que pueden ser como un gol de chilena.


Hora de publicación: 00:00 hrs.


Contenido Extra