Más de Portada
Piden a TEPJF reconsiderar blindadas
Tiene Alfaro 20 funcionarios en la mira
Avizora Guajardo TLC integral
Firman candidatos por 'Jalisco Educado'
'Levantan' a ex Alcalde; aparece vivo
Un ex Alcalde del Municipio de Etzatlán fue privado de su libertad por unas horas, sin embargo la Fiscalía informó que ya lo encontró.
Hallan muerto a DJ Avicii
Recorren partidos sede de debate
Presenta PRI queja por vuelo de AMLO
Ofrece Meade separar seguridad de Segob
Lo balean en intento de robo 'conejero'
Roban y recuperan trofeo de Europa League
Arranca ferrocarril pierna a hombre
Compartir artículo:
¿Quieres recibir en tu correo electrónico un resumen noticioso de la sección Cultura?
Solo por hoy
Por los siguientes 3 días
Durante una semana

Cerrará biblioteca de forma indefinida

  • Las puertas de la Biblioteca Iberoamericana Octavio Paz permanecerán cerradas de manera indefinida. Foto: Rebeca Pérez Vega
  • La oficina de administración de la biblioteca fue la más dañada con el siniestro. Foto: Cortesía
Rebeca Pérez Vega
La Biblioteca Iberoamericana Octavio Paz no abrirá sus puertas pronto. No hay fecha todavía para que el recinto regrese a su actividad normal luego del robo e incendio del que fue objeto el 29 de diciembre pasado.

"Siempre hay una conexión muy especial de la biblioteca con sus usuarios, en más de 25 años no había sucedido nada parecido, esto se hizo con mucha saña se prendió fuego no sé si para borrar huellas o evidencias, pero una de las oficinas es pérdida total"

Luz Elena Martínez Rocha
Subdirectora biblioteca

Ayer la Universidad de Guadalajara (UdeG) regresó a su actividad normal tras el asueto navideño. Los 35 trabajadores de la biblioteca, ubicada frente a la Plaza Universidad en el corazón de la Ciudad, volvieron al histórico recinto para ver las cenizas.

"No hay fecha todavía para la apertura de la biblioteca, se dañó el servidor, el conmutador, no hay luz, no hay Internet, las líneas eléctricas también fueron afectadas y corren por debajo de la duela de la biblioteca", lamentó la subdirectora de la biblioteca, Luz Elena Martínez Rocha.

Los murales de Jesús Guerrero Galván y José Parres Arias, realizados en la década de 1920 sufrieron daños evidentes, se quemó un lote de libros con valor de 750 mil pesos, se estropeó un escáner con valor de medio millón de pesos.

Con el siniestro, el sistema eléctrico también fue severamente dañado. Incluso con la visita de un grupo de peritos, un día después del siniestro, se provocó un segundo incendio tras activar la luz dentro del recinto, recordó Martínez Rocha, por lo que será fundamental revisar todo el sistema. Añadió que ya se habían hecho estimaciones previas para renovar la instalación, valuada hace tiempo, en más de un millón de pesos.

Ladrones que ingresaron la noche del 29 de diciembre a la biblioteca, a través de un andamio, se robaron cinco computadoras portátiles, que quizá no sume más de 200 mil pesos, calculó Martínez Rocha, pero en su afán de borrar la evidencia de su presencia en el recinto o únicamente por saña provocaron un incendio en dos oficinas del recinto que sumarán pérdidas valiosas al patrimonio cultural de la Universidad, insistió.

La funcionaria expresó que en la zona infantil de la biblioteca había un andamio porque se hacían obras de reparación en la azotea. Expresó que la promesa del contratista era seguir con los trabajos durante el periodo vacacional con el compromiso de contratar a un velador para resguardar el recinto, pero el día del siniestro no hubo rastros de ningún vigilante, advirtió la funcionaria.

Todavía se calcula el monto definitivo de las pérdidas en la biblioteca dirigida por el escritor, ganador del Premio Cervantes, Fernando del Paso. Hoy se empezará un trabajo de análisis y revisión del inventario con personal de la Contraloría General de la UdeG. También acudirá personal del Instituto Nacional de Antropología e Historia para empezar un diagnóstico en torno a los murales y al edificio, que empezó a construirse desde el siglo 16 y que tuvo varias modificaciones hasta el siglo 19.

Lo que ahora sigue es reforzar las medidas de seguridad. Robustecer las chapas de los ingresos y renovar el sistema de vigilancia, que ya era algo antiguo. El que estaba instalado no podía revisarse de forma remota y tampoco contaba con visión infrarroja, añadió la funcionaria.

La biblioteca se fundó el 19 de julio de 1991 en honor al único mexicano ganador del Premio Nobel de Literatura, Octavio Paz e inauguró en el marco de la Primera Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado. Recibe en promedio 12 mil usuarios mensuales y tiene un acervo de más de 50 mil títulos especializados en ciencias sociales, humanidades y literatura.
Hora de publicación: 00:00 hrs.

FOTOGALERIAS RELACIONADAS

GALERIA MULTIMEDIA RELACIONADAS

GRÁFICOS ANIMADOS RELACIONADOS

UN VISTAZO A LOS COMENTARIOS