Recibe en tu email las próximas
columnas de S. Cabañas
1 mes
2 meses
3 meses




OOOTRO funcionario de la era de Emilio González Márquez podría estar en la mira de las autoridades.

SE TRATA de Salvador Sánchez Guerrero, ex director del Instituto de Pensiones, quien fue mencionado en una denuncia por anomalías en el arrendamiento de un edificio propiedad del organismo ubicado en Plaza Tapatía.

AYER estaba programada la audiencia de imputación, pero la defensa de los señalados solicitó el diferimiento de la misma hasta el jueves.

ASÍ QUE crece la lista de allegados a Emilio que están siendo sujetos a proceso o al menos a investigación. Está el caso de Antonio Gloria, a quien ayer le dictaron formal prisión, y del Magistrado Celso Rodríguez -también muy allegado al ex Gobernador-, cuyas cuentas fueron congeladas por la Unidad de Inteligencia Financiera.

 

 
EL COMPROMISO del Ejecutivo federal de terminar la construcción de la Línea 3 del Tren Ligero en diciembre próximo entró a terrenos pantanosos como la superficie por donde cruza el tramo subterráneo de esta obra.

A SÓLO cuatro meses de la fecha de entrega, han brotado desperfectos en la instalación de la vía y en la construcción de calles, así como daños en la estructura del túnel y hasta en un hotel del Centro Histórico.

AUNQUE la SCT descartó que eso retrase la conclusión y asegure que el proyecto cumple con los estándares de calidad, conocedores del tema advierten que pronto podrían aparecer más deficiencias.

¿SERÁ POR eso que la autoridad federal se niega a que ingenieros civiles ajenos al Gobierno entren a revisar la obra? Es pregunta.

 

 
YA NO sienten lo duro sino lo tupido empleados del Congreso local que laboran en el edificio de Avenida Juárez 237.

YA ENFRENTARON una plaga de cucarachas, elevadores descompuestos y ahora falta de energía eléctrica.

RESULTA QUE el inmueble se quedó sin luz debido a una falla registrada el viernes, por lo que ayer los trabajadores laboraron sin computadoras y sin servicio de baños por falta de agua.

EN TEORÍA, las cosas volverán a la normalidad este martes, ya veremos.

 

 
AUNQUE ya no corre, a Ana Gabriela Guevara no hay quien la alcance cuando se trata de hacer caravana con sombrero ajeno. O, mejor dicho, con medalla ajena.

Y ES QUE la titular de la Comisión Nacional del Deporte pasó de decir que el sector estaba 'hecho añicos' a simplemente colgarle al Presidente Andrés Manuel López Obrador y a su gobierno la medalla del buen papel que hicieron los atletas nacionales en los Juegos Panamericanos en Lima.

CON UNA agilidad que ya quisiera la estadounidense Simone Biles para hacer piruetas, Guevara presume como suyas las 136 medallas mexicanas, pese a que este gobierno le otorgó el menor presupuesto a la Conade en 12 años, se cancelaron becas para deportistas y se privilegió con 350 millones de pesos al deporte que juega el Presidente (el beisbol), que ni siquiera estuvo en los Panamericanos.

TODAVÍA la semana pasada los medallistas no tenían claro si recibirían algún tipo de estímulo por sus logros. Finalmente, quienes ganaron una medalla de oro obtendrán 40 mil pesos, mientras que en 2011 el premio fue de 300 mil. Como quien dice, los atletas mexicanos triunfaron a pesar de la política deportiva del gobierno, ¡no gracias a ella!

 
cupula@mural.com
 
 
 
 
 
 


FOTOGALERIAS RELACIONADAS

GALERIA MULTIMEDIA RELACIONADAS

GRÁFICOS ANIMADOS RELACIONADOS

NOTAS RELACIONADAS



OOOTRO funcionario de la era de Emilio González Márquez podría estar en la mira de las autoridades.

SE TRATA de Salvador Sánchez Guerrero, ex director del Instituto de Pensiones, quien fue mencionado en una denuncia por anomalías en el arrendamiento de un edificio propiedad del organismo ubicado en Plaza Tapatía.


AYER estaba programada la audiencia de imputación, pero la defensa de los señalados solicitó el diferimiento de la misma hasta el jueves.

ASÍ QUE crece la lista de allegados a Emilio que están siendo sujetos a proceso o al menos a investigación. Está el caso de Antonio Gloria, a quien ayer le dictaron formal prisión, y del Magistrado Celso Rodríguez -también muy allegado al ex Gobernador-, cuyas cuentas fueron congeladas por la Unidad de Inteligencia Financiera.

 

 
EL COMPROMISO del Ejecutivo federal de terminar la construcción de la Línea 3 del Tren Ligero en diciembre próximo entró a terrenos pantanosos como la superficie por donde cruza el tramo subterráneo de esta obra.

A SÓLO cuatro meses de la fecha de entrega, han brotado desperfectos en la instalación de la vía y en la construcción de calles, así como daños en la estructura del túnel y hasta en un hotel del Centro Histórico.

AUNQUE la SCT descartó que eso retrase la conclusión y asegure que el proyecto cumple con los estándares de calidad, conocedores del tema advierten que pronto podrían aparecer más deficiencias.

¿SERÁ POR eso que la autoridad federal se niega a que ingenieros civiles ajenos al Gobierno entren a revisar la obra? Es pregunta.

 

 
YA NO sienten lo duro sino lo tupido empleados del Congreso local que laboran en el edificio de Avenida Juárez 237.

YA ENFRENTARON una plaga de cucarachas, elevadores descompuestos y ahora falta de energía eléctrica.

RESULTA QUE el inmueble se quedó sin luz debido a una falla registrada el viernes, por lo que ayer los trabajadores laboraron sin computadoras y sin servicio de baños por falta de agua.

EN TEORÍA, las cosas volverán a la normalidad este martes, ya veremos.

 

 
AUNQUE ya no corre, a Ana Gabriela Guevara no hay quien la alcance cuando se trata de hacer caravana con sombrero ajeno. O, mejor dicho, con medalla ajena.

Y ES QUE la titular de la Comisión Nacional del Deporte pasó de decir que el sector estaba 'hecho añicos' a simplemente colgarle al Presidente Andrés Manuel López Obrador y a su gobierno la medalla del buen papel que hicieron los atletas nacionales en los Juegos Panamericanos en Lima.

CON UNA agilidad que ya quisiera la estadounidense Simone Biles para hacer piruetas, Guevara presume como suyas las 136 medallas mexicanas, pese a que este gobierno le otorgó el menor presupuesto a la Conade en 12 años, se cancelaron becas para deportistas y se privilegió con 350 millones de pesos al deporte que juega el Presidente (el beisbol), que ni siquiera estuvo en los Panamericanos.

TODAVÍA la semana pasada los medallistas no tenían claro si recibirían algún tipo de estímulo por sus logros. Finalmente, quienes ganaron una medalla de oro obtendrán 40 mil pesos, mientras que en 2011 el premio fue de 300 mil. Como quien dice, los atletas mexicanos triunfaron a pesar de la política deportiva del gobierno, ¡no gracias a ella!

 
cupula@mural.com