Más de Mural
Ni con botón de emergencia para la fiesta en Guadalajara
Fue nuevo Coordinador de Seguridad 'dobletero'
Se acerca Jalisco a mil muertes por coronavirus
Botón de emergencia acabaría con 11 mil empleos en Jalisco
Ven incierto regresar el 10 de agosto a clases
Rebasa México 34 mil muertes por Covid-19
Truena Gatell contra estados; no presenta semáforo
Desmiente Alfaro audio fake
Roban camioneta a mano armada ¡en 30 segundos!
Suman 49 copias tipo bolsa de Zara
Retratan la vida rural en cortometraje tapatío
¿Quieres recibir en tu correo electrónico un resumen noticioso de la sección Entérate?
Solo por hoy
Por los siguientes 3 días
Durante una semana

Proponen enfoque integral para resolver obesidad

  • Platillos de restaurantes, comida a domicilio, puestos de comida en la calle y alimentos caseros cocinados con altas cantidades de sal y grasas son fuentes significativas de calorías. Foto: STAFF


ENTÉRATE STAFF
El confinamiento por el Covid-19 ha provocado desórdenes alimenticios al interior de las familias, y uno de ellos es la ingesta excesiva de calorías, para contrarrestarlo se requiere disciplina para mantener una dieta balanceada.

La Organización Mundial de Salud reconoció los impactos en la salud pública, desafíos y necesidades de recursos provocados por la actual pandemia de Covid-19.

Se requiere de una colaboración en todos los niveles de gobierno, en todas las organizaciones y sectores, incluida la sociedad civil y el sector privado, para tener una respuesta de salud pública eficiente y coordinada a la pandemia, señaló el organismo.

Expertos señalan que el apego riguroso de horarios al momento de alimentarse es una forma de combatir la obesidad.

Definir un producto como bueno o malo no es recomendable, pues restringe la capacidad de cada individuo para elegir alimentos y crear una dieta balanceada



"Para poder lograr el bienestar debo levantarme y desayunar, tener un horario para estudiar, hacer ejercicio, ordenar mi alimentación balanceada", dijo el doctor y escritor Armando Barriguete.

El mejor consejo para estos días, es promover actividades de juego o físicas regulares en familia, tener comidas regulares, el autocuidado, dormir bien y aprender a manejar el estrés, recomienda la doctora Eva Trujillo.++

Platillos de restaurantes, comida a domicilio, puestos de comida en la calle y alimentos caseros cocinados con altas cantidades de sal y grasas son fuentes significativas de calorías, azúcar agregada, grases y sodio, lo que aunado a la falta de actividad física desencadena un círculo vicioso de aumento de peso y otros problemas de salud.

Al respecto, expertos en nutrición coinciden en que definir un producto como bueno o malo no es recomendable, pues restringe la capacidad de cada individuo para elegir alimentos y crear una dieta balanceada.

Sin embargo, la actitud de algunos actores políticos y sociales parece más encaminada a soluciones parciales. Hace unas semanas, la bancada de Morena en la Cámara de Diputados descartó analizar la propuesta de aumentar un peso a las cajetillas de cigarros, bebidas alcohólicas, cerveza y refrescos, promovida por Alfonso Ramírez Cuéllar, presidente del partido.

El mismo día que el dirigente morenista insistió con esa propuesta, para dotar de recursos al Gobierno por la presión en los servicios de salud, los legisladores de su partido negaron la posibilidad de hacer una reforma este año para aumentar recursos en 2020 y 2021.

Esta semana, el senador de Morena Alejandro Armenta Mier informó que el Grupo Parlamentario de su partido respaldó su iniciativa para endurecer el etiquetado de bebidas azucaradas, pese a que una reforma al respecto que impone sellos de advertencia a estos productos acaba de ser aprobada, en un proceso que fue criticado por la iniciativa privada y expertos por la ausencia de transparencia
y el rechazo a discutir argumentos diferentes a los del grupo de organizaciones civiles que la promovían.Sin embargo, según datos oficiales, en México, las bebidas saborizadas representan sólo el 5.8% de las 3 mil 260 calorías que consumen en promedio los mexicanos. Esta ingesta es mil 260 más de lo que recomienda la OMS.

Del 2014, año en que se implementó un impuesto adicional al IVA que ya pagan las bebidas azucaradas y los alimentos procesados, a la actualidad, no hay datos que demuestren una reducción en los índices de obesidad y diabetes de los mexicanos, ni un aumento en los recursos destinados por el gobierno a la atención de la salud de la población. 

Un estudio del Centro de Investigaciones Económicas de la UANL detalla que la mayor parte de la recaudación del IEPS a las bebidas saborizadas proviene de la población con menores ingresos, sin lograr una reducción en su consumo.

La obesidad y sobrepeso en nuestro País y en el mundo se debe a factores como desequilibrio entre lo que comemos y lo que gastamos a través de ejercicio o actividad física, sedentarismo, alimentación, genética, entre otros, por lo que urgen a una política integral, basada en criterios científicos, que más que discriminar alimentos o atentar contra la libertad de elección, eduque, promueva hábitos saludables como el ejercicio y la dieta balanceada, y motive a la industria hacia la innovación en su portafolio de productos, la reducción de su huella calórica y una mejor nutrición.
Hora de publicación: 05:00 hrs.




FOTOGALERIAS RELACIONADAS

GALERIA MULTIMEDIA RELACIONADAS

NOTAS RELACIONADAS

Más de Entérate

UN VISTAZO A LOS COMENTARIOS